Bienvenidos/as a HangoutEDU. CONSIDÉRATE EN TU CASA. Un lugar de encuentro y reflexión educativa, abierto a la participación y la colaboración UBUNTU. Contribuir a la mejora de la educación es nuestra apuesta.

domingo, 15 de mayo de 2016

A cur(r)ar.

Foto de Flickr.

NOSOTROS CUR(R)AMOS.

Los docentes debemos ser los primeros curadores de contenidos, para
  • Ofrecer buenos recursos a nuestros alumnos
  • Para enseñarles el proceso de
    • discernir
    • contrastar
    • elegir
    • desestimar
    • validar
    • añadir valor
    • citar
    • compartir
  • Para obtener nuevas ideas e inspirarnos en otras
  • Para enriquecernos profesional y personalmente
  • Para establecer redes de colaboración
Debemos curar contenidos porque es necesario filtrar ante la avalancha de información, porque debemos enriquecer esos contenidos aportando nuestra parte y compartirlos con otros compañeros y alumnos.
No te desanimes porque al principio sólo agregues contenido y algún agorero receloso o mal influenciado te acuse de simplemente crear listas o compartir recursos sin más.
Recuerda que tienes el ingrediente más importante de toda curación, que es la curiosidad, la necesidad de aprender y la generosidad de compartir tus hallazgos.
Lo demás vendrá por añadidura.
También debes saber, que muchas personas te agradecerán el que simplemente compartas un contenido o una herramienta de calidad que te hayas encontrado.
Es vital, para un docente actual, el saberse mover por los procelosos mares del exceso de información.
Hoy conversaba con una compañera que me mostraba sus prejuicios con Twitter y cada una de las razones que me daba, las invertía para entender la necesidad de enseñar a moverse a los alumnos por esas turbulentas aguas con criterio y sentido crítico. Es más necesario que nunca. Imprescindible diría yo.
Y claro, para enseñar a navegar y surfear, debes saber algo al respecto.

VOSOTROS / USTEDES CUR(R)ÁIS / CUR(R)AN.

La figura del orientador actual no se puede entender sin la curación de contenidos. Debe ser un facilitador de información de calidad para su claustro. Convertirse en un dinamizador de propuestas curadas y enriquecidas con acento propio. Entre col y col, debe colar una lechuga que permita la reflexión y el debate.
Ya sé que no resulta fácil entre las hordas de papeles y burrocracia con las que los tupen y con lo selecto de algunos claustros. De todo hay. También docentes indocentes y algún que otro orientador sin GPS. Pero con eso debemos contar.

ELLAS Y ELLOS CUR(R)AN.

Volviendo al Twitter y otras aguas procelosas, un alumno actual, ciudadano del “dentro de un rato”, no puede sobrevivir sin capacidad para separar la paja del trigo, sin saber dónde, cómo, qué y con qué buscar, encontrar, elaborar, resolver, mejorar y crear para finalmente, cooperar y compartir lo realizado.
El gusto por encontrar, resolver, arreglar, comprender, curiosear… en compañía, es innato en el ser humano y en el curador de contenidos.
Debemos animarlo, ilusionarlo, motivarlo, potenciarlo… y no destruirlo, desanimarlo, robotizarlo…
En conclusión, todos y todas a CUR(R)AR (eso sí, sin perder la ilusión y la curiosidad natural).

* Este artículo fue publicado originalmente en la web del Colectivo Orienta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada